viernes, 22 de septiembre de 2017


¿Qué hago hoy con mi Peque?

Como parte de nuestros servicios de Atención Temprana, ofrecemos 2 veces a la semana el programa Pequeñines para niños entre 1 y 3 años de edad. Planificamos actividades para el desarrollo de lenguaje, cognición, estimulación sensomotora, coordinación motora y socialización. Es ideal para esos pequeñines que todavía no quieran la experiencia total escolar, pero que ya estén listos para hacer un aprendizaje natural en otro ambiente además de su casa.
Para las mamás que quieran algunas ideas de qué hacer en casa para mantener a sus chiquitos entretenidos y en constante aprendizaje, les damos una idea bien sencilla y con mucha aplicación en varias áreas del aprendizaje.
El Tema: Los Círculos 
Material: Juguetes con forma circular (llantas, aros, donas) , pintura de dedo, tiza, crayones o crema de afeitar, cartulina, papel o una pizarra.
- Vamos a buscar elementos ambientales que tengan la forma circular para exponer a los niños a esta figura. Vamos a hablar sobre la figura de una manera natural y dejar que ellos jueguen con estos elementos. Sin presiones, solo utilizando la figura en nuestra interacción. 
- Una vez vemos que los niños se han interesado (esto es muy importante), vamos a modelar cómo hacer círculos. Podemos hacerlo con pintura de dedo, con crema de afeitar, con tiza, con colores, marcadores...¡ustedes dirán! 
- Si lo hemos hecho entretenido, pronto tendremos un pequeñín interesado por imitar estos trazos y estará haciendo sus primeros garabatos circulares. 
** Para niños muy pequeños o con alguna dificultad de desarrollo, se puede adaptar la tarea de la siguiente forma:
     -Nosotros hacemos los círculos con crema de afeitar y ellos pueden deshacerlos. 
     -Hacemos el círculo y ellos garabatean sobre él.
     -Tomamos su manito y hacemos los movimientos circulares sobre la superficie.
- Este será el mejor momento para comentar lo que estamos haciendo y así incorporar el uso del lenguaje a las interacciones. ¡Estamos haciendo círculos azules! ¡Vamos a hacer círculos graaandes!
¡Hágamos muuuchos círculos!
Esta actividad la pueden repetir otro día y hacer algún cambio de material, color o elementos circulares. Verán como un día sin planearlo su pequeñín los sorprende señalando un círculo que encuentre en el entorno. ¡Que se diviertan!








lunes, 21 de agosto de 2017

Volvemos a la Escuela....¡tiempo de crear rutinas!

Regresar a la escuela después de un período largo de descanso no es fácil. Volver a despertarnos temprano por la mañana, ajustar los horarios de alimentación, decirle a adiós a los familiares y cambiar la agenda de relajación por una de más demanda académica. Es normal que algunos niños tengan alguna dificultad para ajustarse a estos cambios. Para hacer esta transición menos trabajosa podemos seguir algunas recomendaciones en esta temporada de Back to School.

1. Levantarse con suficiente tiempo
Es mejor levantarse con tiempo y dedicarle esos minutitos extra a una actividad divertida como un juego juntos, leer una historia, contar chistes, regar las plantas o jugar con la mascota de la casa.



2. Un desayuno de campeones
Empezar el día con el tanque lleno de vitaminas nos dará las energías para rendir mejor en la jornada. Si desde pequeños los niños adoptan una rutina saludable en las mañanas, es más probable que continúen con esta práctica a medida van creciendo. Y además de los beneficios a su nutrición, se puede aprovechar este tiempo para comentar sobre el día que comienza. Para hacer más atractiva la alimentación se pueden cortar las frutas en diseños diferentes, usar frutas de muchos colores, colocarlas como pinchos, smoothies cargados de vitaminas y sin azúcar. Preparar la lonchera con snacks saludables y hacer a los niños participar en el proceso.



3. Preparar las cosas desde antes
Alistar el uniforme desde el día anterior y darles opciones para elegir entre los accesorios que puedan para hacerlos parte del proceso.... como..."¿Quieres usar el gancho blanco o el azul? ¿Te vas a poner el reloj negro o el gris?"



4. Mantener una pizarra blanca para recordatorios
Cerca de la salida de la casa colocar una pizarra decorativa donde se puedan colocar notas con recordatorios importantes sobre trabajos escolares, fechas a mantener presente o notas sobre extracurriculares.



5. Balancear las agendas
Hacer una agenda tomando en cuenta el tiempo para dedicarle al estudio, la recreación y el tiempo familiar.



6. Asignar una tarea diaria de responsabilidad 
Los niños necesitan tener una actividad diaria que les genere responsabilidad y donde participen como miembros activos de su familia. Esto no solo les ayuda en su organización y atención, sino que también contribuye a su autoconfianza. Se pueden asignar tareas sencillas como: responsable de apagar las luces antes de salir de la casa, recoger los platos, secar los platos, sacar la basura, sacar la ropa sucia a la lavandería.


7. Planear un minuto de conciencia plena
Antes de empezar el corre corre de la mañana, tomarse un minuto para desearle un buen día a sus hijos mientras se le da contacto visual, un abrazo, se le habla con un tono de voz calmado. Esto activará neurotransmisores asociados a la relajación y el bienestar que le traerán muchos beneficios a su día.



miércoles, 10 de mayo de 2017

¿Programas de Aprendizaje para las Vacaciones?



Si durante el año escolar su hijo ha tenido dificultades para mantener el ritmo del aprendizaje, puede ser que como padre no esté considerando un programa académico ahora que ya por fin llegan las vacaciones. Sin embargo, estas vacaciones nos dan un tiempo  valioso para prepararnos para un próximo año más exitoso. Sin dejar de un lado el descanso, la relajación y las actividades recreativas es muy recomendado buscar programas donde se lleve a cabo un aprendizaje personalizado que tome en cuenta las fortalezas y las debilidades de los niños. Aprovechar este tiempo no solo incrementará las destrezas académicas sino que también dará a sus hijos una oportunidad de aumentar su autoconfianza.

En Eduktiva llevamos años de experiencia ofreciendo programas individualizados que les permiten a los niños dar incrementos significativos en sus habilidades. Ya sea trabajando lectoescritura, matemática, lenguaje, hábitos de estudio, socialización, motor fino y caligrafía a nivel remedial o solo darles un enriquecimiento a los niños que quieran aumentar sus destrezas, siempre tenemos un programa personalizado para cada niño.


¡Contáctanos para concertar la cita de evaluación inicial y obtener la mejor recomendación para estas vacaciones!

viernes, 22 de abril de 2016

Promoviendo el Agarre de Pinza

Ms.P

Usando materiales de fácil acceso podemos construir nuestros recursos para trabajar con los niños. En esta ocasión usaremos una alcancía y monedas para fomentar el agarre de pinza que beneficia la postura de la escritura.

¿Qué necesitaremos? 
-Una alcancía
-Monedas (lavadas) 
-Una mesita o alfombra cómoda.

A los niños les encanta introducir objetos en botes, así que no tendrán problema en descifrar que hacer con las monedas. Debemos estar alerta si las monedas son muy pequeñas por el riesgo que intenten llevarse una a la boca. 

Modelar como hacerlo con la primera moneda usando el dedo índice y pulgar y encogiendo los demás dedos. Si los niños todavía no pueden hacer este movimiento, pueden colocarle un pompón pequeño en los dedos meñique y anular para que aumenten la destreza en su mano.Si la alcancía es de algún animal, podemos decirles que están alimentándolo y hacer las voces del animal agradecido por la comida para que ellos se motiven y disfruten la interacción. 

¿Terminaron? ¡A sonar las monedas y disfrutar la estimulación sensorial!

Algunas sugerencias para elevar nivel de dificultad y variar la tarea:

- Utilizar diferentes tamaños y tipos de monedas

- Utilizar dos o más alcancías a manera que el niño tenga que ir siguiendo un patrón al introducir las monedas.

-Colocar más alcancías en diferentes posiciones para que el niño tenga que girar su muñeca mientras pone las monedas.

- Al hacerlo sin apoyar los brazos los niños usan más estabilidad en el hombro.

-Poner las monedas en el lado izquierdo y la alcancía en el lado derecho para incorporar la noción de lateralidad.


Al terminar los niños han trabajado su motricidad fina, agarre de pinza, los arcos de la mano, la oposición de los dedos en su mano, rotación de muñecas y su atención.

¡Esperamos lo pongan en práctica!




miércoles, 11 de noviembre de 2015

Estrategias para Escribir el Nombre
Por: Ms. P
Cuando de aprender a escribir se trata, el nombre es el elemento más significativo con el que podemos empezar. ¿Quieres enseñarle a tu pequeñín como escribirlo pero no sabes cómo empezar? Aquí te damos unas sugerencias que espero te ayuden en el proceso:

- Etiquetas: Comienza con rotular su nombre por algún lado. Una idea bonita es la de decorar su cuarto con su nombre en letras de madera. De esta manera ya está creando una representación visual de las letras en su nombre todos los días sin darse cuenta.

- Exponer a las letras: Muchas veces el mejor aprendizaje es el que se realiza de manera espontánea por autodescubrimiento. Solo debemos crear el entorno adecuado para que los niños jueguen con las letras y se interesen por la escritura. Las letras de foamy, sellos de las letras, letras magnéticas, esponjas de las letras son algunos tipos de materiales que tener a la mano para incentivar la escritura.


- Aprendizaje del orden de las letras: Hay que trabajar la memoria motora y visual para que los niños aprendan la secuencia en la que van las letras de su nombre. Pueden armar tarjetas con las letras y colocarlas en el orden correcto usando una guía visual hasta que gradualmente no la ocupen. Así los niños ven su nombre y colocan abajo de él las letras en orden adecuado. Cuando ya lo sepan hacer con facilidad, se les puede quitar la guía y así evaluar si ya lo aprendieron. ¡Aquí uno de los mil usos para los post its!




- Motricidad fina: No hay que correr a sacar los lápices y el papel. Podemos practicar el nombre sin escribir por medio de otros materiales. Los niños pueden hacer letras en arena, con plasticina, con limpia pipas, piezas de madera, por mencionar algunos y así fortalecen sus manitas, dedos y hombros para cuando estén listos a agarrar el lápiz. Los bloques son ideales compañeros de los niños cuando crecen, ya que despiertan la creatividad y requieren del los músculos finos para su uso. Cuidado con caer en la costumbre de no dejarlos ser independientes en sus actividades diarias como usar la cuchara, vestirse, ponerse los zapatos o abrir envoltorios. Aunque a veces requieran ayuda, hay que proveerles la ayuda justa para no limitar su desarrollo óptimo.

 - Trazos: Cuando los niños empiezan a hacer sus primeros garabatos hay que dejarlos que sean espontáneos y naturalmente sigan su creatividad, pero también podemos destinar un poco de instrucción dirigida para exponerlos a la manera adecuada de hacer los trazos para evitar que su escritura tenga dificultades más adelante. Ayuda hacer ejercicios en pizarras con tiza o pizarras acrílicas donde puedan repasar las letras en su orden correcta y además trabajan en su motricidad fina. Recuerden hacerlo en tiempos donde los niños estén disfrutando la actividad y hacerlo significativo. Pueden hacer las letras de cada miembros de la familia o su superhéroe o caricatura favorita. Basta darles una cartulina blanca y nuevos colores para dejarlos que le den rienda suelta a la grafomotricidad.

- Agarre del lápiz: Es conveniente comenzar con lápices que fomenten un agarre de lápiz donde la mano haga un trípode con el dedo medio, índice y pulgar. Para algunos niños usar lápices muy largos y delgados no es conveniente, por lo que pueden probar lápices mas cortos que no pesen mucho para que sus manitas los manejen mejor. Un favorito del ¨grip¨ ideal son los pedacitos de colores. ¡Ténganlos a mano! Si su pequeñito ocupa corregir algún mal agarre pueden utilizar gomitas
especiales que ayuda a colocar los dedos de manera más cómoda.

¡Con paciencia y motivación poco a poco verán como las letras y esos nombres comienzan a tomar forma!

Tienen alguna pregunta específica del proceso....contáctenos a eduktivasps@gmail.com y con gusto les orientamos.

lunes, 10 de agosto de 2015

Ansiedad Infantil en el Regreso a Clases.

 Las clases comienzan en este mes para la mayoría de los niños, y muchos de ellos, lejos de estar felices porque pronto regresan a divertirse y aprender, se encuentran preocupados pensando en todo lo que pudiera pasar en ese primer día. Los seres humanos evolutivamente estamos configurados para reaccionar ante las amenazas y salvarnos del peligro, pero ¿qué pasa cuando este temor es infundado por ideas irracionales? Podemos reaccionar con miedos exagerados ante situaciones que realmente no presentan un peligro grave. Estas tendencias pueden estar presentes desde muy pequeños en nuestro crecimiento. La ansiedad infantil es real y en la medida que aprendamos a detectarla y manejarla, estaremos preparando a los futuros adultos a conocerse mejor y controlar sus preocupaciones sin que le afecten en su diario funcionamiento. 

Aquí compartimos algunas recomendaciones para manejar la ansiedad infantil generada por el regreso a clases:

1.     Hablar del tema
El comienzo de las clases, representa para muchos niños un obstáculo hacia su bienestar por la ansiedad que genera retomar este ambiente que trae ciertas incertidumbres. Nuevos compañeros, nuevas maestras, nuevas rutinas, el ruido del primer día, los pasillos concurridos de caras nuevas y conocidas. Hay una sobre estimulación que puede causar que los niveles de ansiedad se eleven. Encontrar momentos neutros previo a la entrada a clases ayuda a bajar esta preocupación, porque los niños pueden expresar sus temores y compartir sus ideas respecto al primer día de regreso a la escuela. Lo ideal es tener estas conversaciones en momentos neutros durante el día, por períodos cortos y después hacer una actividad placentera como jugar algo juntos o leer un libro.

2.     Practicar ejercicios de relajación
La relajación le permite al cuerpo bajar naturalmente esa ansiedad que se eleva cuando nuestros pensamientos giran alrededor de una idea que nos preocupa. Relajar el cuerpo supone calmar la mente y enviarle el mensaje a nuestro cuerpo que estamos en control. Los ejercicios de relajación se pueden practicar sentados o acostados. Se pueden incorporar a la rutina antes de dormir y hacerlos diariamente mientras sean necesarios.
Algunos ejercicios que se pueden realizar:

- Sentado o acostado tomar conciencia sobre la propia respiración. Conviene si están acostados, colocar un peluche pequeño que sirva de anclaje a la vista y haga concreto el movimiento de la entrada y salida de aire. Vaciar la mente y enfocarse en la inhalación e exhalación.

- Tensar los músculos de los brazos, cerrando los puños por unos minutos y después soltarlos. Hacer repeticiones notando la relajación después de la tensión.

-  Tensar los músculos de la cara frunciendo el ceño primero. Permanecer por unos segundos y soltar. Tensar la mandíbula y soltar.

3.     Involucrar a tu hijo/a en la tarea de preparar los materiales.
Hacer de la preparación de materiales un tiempo de convivencia. Que tus hijos ayuden a escoger los colores de papel para forrar los libros, las viñetas, rotular sus pertenencias. Mientras lo hacen, aprovechar para hablar sobre sus propias experiencias en la escuela. Contar anécdotas de que cosas aprendía, lo que le gustaba, lo que no, y como manejaba las cosas difíciles.

4.     Planear un buen primer día
Alistar junto con su hijo/a las cosas que ocupará en el primer día. Escoger el desayuno que ellos quieran, determinar quién los llevará y que harán después de salir de la escuela. Hacer de esta transición una muy agradable y darles algo “que esperar” a la salida de clases, por ejemplo ir a almorzar a un restaurante especial.

5.     Insistir en que se quede en la escuela.
Aunque sea difícil, la mejor manera de superar el temor escolar es no dejando de ir a la escuela. Los síntomas irán disminuyendo y podrá irse adaptando mientras experimenta momentos positivos en la escuela. Se puede modificar el día y las aproximaciones a la jornada escolar, pero es importante que el niño o la niña siempre vaya y enfrente ese temor. Las alternativas a una jornada completa los primeros días, es quedarse y salir una hora más temprano mientras se va extendiendo paulatinamente el horario. Otra opción para aliviar esos primeros días es modificar el horario y permitirle estar en otro salón (ej. Consejería o Biblioteca) durante las primeras horas y al estar más tranquilo incorporarse a la clase. 
6.     Ser firmes y mantener la calma.
Los padres deben mantener la calma y ser pacientes mientras los hijos muestran renuencia para asistir a la escuela debido al temor que les genera. Podrán manifestar conductas negativas y hacer de la mañana un verdadero caos, por lo que se debe ser firme en lograr el objetivo, que es llegar a la escuela.

7.     Darle seguimiento a dolores o síntomas
No ignorar los malestares físicos que se presentan, sino que darles un seguimiento. Si llaman de la escuela que se lo debe de llevar a casa, llevarlo al doctor para comprobar que todo esté bien y que pueda incorporarse.

8.     Comunicarse con la escuela y solicitar apoyo.
Las escuelas tienen personal capacitado para darle un manejo adecuado a casos de ansiedad infantil. Solicitar una cita previo al inicio de clases para que se establezcan las estrategias y el plan de apoyo que pueden ofrecer. Una consejera escolar puede ayudar al niño a la entrada a su clase y ayudar a la maestra durante este tiempo en el que tiene que recibir materiales, saludar a los otros alumnos y a los padres de familia.

9.     Ser positivo y modelar buena resolución de problemas
Mantener la paciencia y enfocarse en los progresos aunque sean pocos al comienzo. Poco a poco se llega al objetivo. A algunos niños les tomar más tiempo que a otros pero al final con un buen manejo, los niños logran manejar esta ansiedad y adaptarse positivamente. Aunque hay días que el objetivo se vea lejos, mantener la actitud positiva hacia adelante y modelar esta actitud frente a los niños para que puedan recibir el mensaje de que todo está bien y estará mejor. Las cosas difíciles se superan día a día.

viernes, 6 de marzo de 2015

A mi hijo/a no le gusta pintar

Es muy común recibir el comentario "A mi hijo no le gusta pintar" de parte de las mamás que nos visitan. Y es cierto, no todos los niños disfrutan de tomar un color y sentarse a hacer garabatos en papel o dedicarse a pintar con delicadeza un diseño. Así como no a todas las personas nos gustan las mismas actividades, el colorear no es la excepción, sin embargo, sabemos que esta actividad tiene mucha importancia en el desarrollo de la motricidad requerida para la escritura, por eso aquí tenemos algunos tips para ayudarles:

* Empiecen por pintar en espacios grandes. Olvídense de esos dibujos pequeños con surcos y dobleces que requieren una destreza manual de expertos. Con una cartulina en blanco podemos empezar por dibujar carreteras y montañas para jugar con carritos sobre ella.

*Que sea significativo. Pintar mariposas y flores puede que le llame la atención a un niño o niña que esté interesado en la jardinería o la naturaleza, pero no olvidemos que los niños colaboran mejor cuando la tarea les llama su atención. ¿Que caricatura, super héroe
o tema le interesa a tu niño o niña? Busca algo con lo que se pueda identificar y aumentarás la probabilidad de que quiera pintarlo.

*Crea un ambiente positivo. ¿Cómo lo motivas a que pinte un dibujo? Siéntate con él o ella y mientras comparten un rato y una historia colorean juntos. Dale retroalimentación positiva por lo bien que trabaja, no sólo señales donde se salió de la línea. Aunque al principio solo pueda hacer unas pocas líneas débiles, con el tiempo irá aumentando su habilidad y podrá hacer mejores sus trabajos.

*Recursos a la mano. Los niños juegan con lo que su entorno les ofrece. Si quieres que tenga más interés por colorear, siempre tengan a la mano papel, colores y pintura. Esto puede despertar el interés mientras juega. Enséñale que por ejemplo, puede señalar con rótulos y dibujos lo que hace con bloques.

*Como un consejo extra, traten de tener crayones pequeños para que promuevan el agarre de pinza usando tres deditos.

Aquí les dejamos una actividad que pueden hacer. Consiste en pintarle los lagos a los patos, mientras lo hacen pueden hacer diálogos con los patos para llamar su atención. Y si quieren llevar la actividad más allá, pueden pintar grama, contar los patos y hablar sobre qué mas puede vivir en las lagunas. Si te gustó la actividad mándanos una foto del trabajo final.


Nuestros Programas de Caligrafía