martes, 2 de octubre de 2012

Hablemos un poco sobre ….¿Qué son los hábitos de estudio?

Lic. Karol Pineda
Un hábito es cualquier acto adquirido por la experiencia y realizado regular y automáticamente. Es una práctica o costumbre que realizas con frecuencia. Podemos clasificar los hábitos en dos: incorrectos y correctos. Como ejemplo de hábitos incorrectos podríamos mencionar el hecho de fumar, comerse las uñas o dejar todo para después. Ejemplo de hábitos correctos son la puntualidad, la responsabilidad, el orden y la limpieza.

Los buenos hábitos de estudio deben ser acompañados por buenas técnicas de estudio. Entre las técnicas más conocidas tenemos la memorización, la comprensión lectora, el subrayado, el uso de esquemas y los resúmenes. La combinación de ambos será la clave del éxito en otras áreas de la vida.

Cinco hábitos de estudio:

1. Organiza tu tiempo, elaborando un plan de actividades diarias.
2. Presta atención al maestro durante la clase y toma nota de lo más importante.
3. Estudia todos los días, de preferencia a la misma hora y en el mismo lugar.
4. Utiliza alguna técnica para estudiar.
5. Ten siempre una actitud positiva.

Aparte de usar técnicas de estudio correctas a la hora de crear hábitos tenemos factores de mucha importancia tales como:

a.       Horarios
Es recomendable organizar las actividades diarias del alumno al llegar a casa después del Colegio, siguiendo aproximadamente la siguiente secuencia:
Descanso: alrededor de media hora
Estudio: Comenzar y terminar su tarea en este lapso.
Recreación: Jugar, salir, TV, computador, etc.

Lo ideal es enseñar a ESTUDIAR A LA MISMA HORA Y EN EL MISMO LUGAR.

b.      Áreas de estudio
Es importante asegurarse de que su lugar de trabajo:
       Está bien iluminado          
       Es cómodo
       Está provisto de material escolar (papel, plumas, lápices, calculadora, grapadora, regla, etc.) y material de consulta (diccionario, internet)
       Es tranquilo y está alejado de posibles distracciones.

Para concluir, muchos alumnos preguntan por qué hay que hacer tareas, por que hacerlas TODOS los días o porque son ELLOS quienes deben de hacerlas. Hay varias razones, principalmente promueve la curiosidad intelectual  que es vital para el aprendizaje. También se comienza a comprender la causa y efecto de la responsabilidad y el esfuerzo llevando al alumno a aprender de sus errores y reconocer sus fortalezas. Por último podemos decir que ayuda a que los jóvenes sean más independientes y conozcan el valor del esfuerzo para cumplir una meta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nuestros Programas de Caligrafía