lunes, 10 de agosto de 2015

Ansiedad Infantil en el Regreso a Clases.

 Las clases comienzan en este mes para la mayoría de los niños, y muchos de ellos, lejos de estar felices porque pronto regresan a divertirse y aprender, se encuentran preocupados pensando en todo lo que pudiera pasar en ese primer día. Los seres humanos evolutivamente estamos configurados para reaccionar ante las amenazas y salvarnos del peligro, pero ¿qué pasa cuando este temor es infundado por ideas irracionales? Podemos reaccionar con miedos exagerados ante situaciones que realmente no presentan un peligro grave. Estas tendencias pueden estar presentes desde muy pequeños en nuestro crecimiento. La ansiedad infantil es real y en la medida que aprendamos a detectarla y manejarla, estaremos preparando a los futuros adultos a conocerse mejor y controlar sus preocupaciones sin que le afecten en su diario funcionamiento. 

Aquí compartimos algunas recomendaciones para manejar la ansiedad infantil generada por el regreso a clases:

1.     Hablar del tema
El comienzo de las clases, representa para muchos niños un obstáculo hacia su bienestar por la ansiedad que genera retomar este ambiente que trae ciertas incertidumbres. Nuevos compañeros, nuevas maestras, nuevas rutinas, el ruido del primer día, los pasillos concurridos de caras nuevas y conocidas. Hay una sobre estimulación que puede causar que los niveles de ansiedad se eleven. Encontrar momentos neutros previo a la entrada a clases ayuda a bajar esta preocupación, porque los niños pueden expresar sus temores y compartir sus ideas respecto al primer día de regreso a la escuela. Lo ideal es tener estas conversaciones en momentos neutros durante el día, por períodos cortos y después hacer una actividad placentera como jugar algo juntos o leer un libro.

2.     Practicar ejercicios de relajación
La relajación le permite al cuerpo bajar naturalmente esa ansiedad que se eleva cuando nuestros pensamientos giran alrededor de una idea que nos preocupa. Relajar el cuerpo supone calmar la mente y enviarle el mensaje a nuestro cuerpo que estamos en control. Los ejercicios de relajación se pueden practicar sentados o acostados. Se pueden incorporar a la rutina antes de dormir y hacerlos diariamente mientras sean necesarios.
Algunos ejercicios que se pueden realizar:

- Sentado o acostado tomar conciencia sobre la propia respiración. Conviene si están acostados, colocar un peluche pequeño que sirva de anclaje a la vista y haga concreto el movimiento de la entrada y salida de aire. Vaciar la mente y enfocarse en la inhalación e exhalación.

- Tensar los músculos de los brazos, cerrando los puños por unos minutos y después soltarlos. Hacer repeticiones notando la relajación después de la tensión.

-  Tensar los músculos de la cara frunciendo el ceño primero. Permanecer por unos segundos y soltar. Tensar la mandíbula y soltar.

3.     Involucrar a tu hijo/a en la tarea de preparar los materiales.
Hacer de la preparación de materiales un tiempo de convivencia. Que tus hijos ayuden a escoger los colores de papel para forrar los libros, las viñetas, rotular sus pertenencias. Mientras lo hacen, aprovechar para hablar sobre sus propias experiencias en la escuela. Contar anécdotas de que cosas aprendía, lo que le gustaba, lo que no, y como manejaba las cosas difíciles.

4.     Planear un buen primer día
Alistar junto con su hijo/a las cosas que ocupará en el primer día. Escoger el desayuno que ellos quieran, determinar quién los llevará y que harán después de salir de la escuela. Hacer de esta transición una muy agradable y darles algo “que esperar” a la salida de clases, por ejemplo ir a almorzar a un restaurante especial.

5.     Insistir en que se quede en la escuela.
Aunque sea difícil, la mejor manera de superar el temor escolar es no dejando de ir a la escuela. Los síntomas irán disminuyendo y podrá irse adaptando mientras experimenta momentos positivos en la escuela. Se puede modificar el día y las aproximaciones a la jornada escolar, pero es importante que el niño o la niña siempre vaya y enfrente ese temor. Las alternativas a una jornada completa los primeros días, es quedarse y salir una hora más temprano mientras se va extendiendo paulatinamente el horario. Otra opción para aliviar esos primeros días es modificar el horario y permitirle estar en otro salón (ej. Consejería o Biblioteca) durante las primeras horas y al estar más tranquilo incorporarse a la clase. 
6.     Ser firmes y mantener la calma.
Los padres deben mantener la calma y ser pacientes mientras los hijos muestran renuencia para asistir a la escuela debido al temor que les genera. Podrán manifestar conductas negativas y hacer de la mañana un verdadero caos, por lo que se debe ser firme en lograr el objetivo, que es llegar a la escuela.

7.     Darle seguimiento a dolores o síntomas
No ignorar los malestares físicos que se presentan, sino que darles un seguimiento. Si llaman de la escuela que se lo debe de llevar a casa, llevarlo al doctor para comprobar que todo esté bien y que pueda incorporarse.

8.     Comunicarse con la escuela y solicitar apoyo.
Las escuelas tienen personal capacitado para darle un manejo adecuado a casos de ansiedad infantil. Solicitar una cita previo al inicio de clases para que se establezcan las estrategias y el plan de apoyo que pueden ofrecer. Una consejera escolar puede ayudar al niño a la entrada a su clase y ayudar a la maestra durante este tiempo en el que tiene que recibir materiales, saludar a los otros alumnos y a los padres de familia.

9.     Ser positivo y modelar buena resolución de problemas
Mantener la paciencia y enfocarse en los progresos aunque sean pocos al comienzo. Poco a poco se llega al objetivo. A algunos niños les tomar más tiempo que a otros pero al final con un buen manejo, los niños logran manejar esta ansiedad y adaptarse positivamente. Aunque hay días que el objetivo se vea lejos, mantener la actitud positiva hacia adelante y modelar esta actitud frente a los niños para que puedan recibir el mensaje de que todo está bien y estará mejor. Las cosas difíciles se superan día a día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nuestros Programas de Caligrafía